Entre una de las casas que estaban ocupadas, había un hombre de edad avanzada que se encontraba enfermo, por lo que se tuvo que paralizar rápidamente la expulsión.

En la Oficina de Embargos y Notificaciones situada en Vigo, se obtuvo una cifra récord de seis desalojos en tres meses. En los meses de enero y marzo se ejercieron ejecuciones contra ocupantes desconocidos, pero el resto del trimestre, las cifras se dispararon a la media docena. Y debido a que en una de las viviendas residía un anciano que no tenía a donde ir, se tomaron medidas y se frenó temporalmente el desalojo. Finalmente aplazaron el desalojo, y el juez decidió informar a servicios sociales para encontrar una alternativa mejor para el hombre y zanjar el asunto.

Los desalojos se realizaron en distintas partes de la ciudad, como fue el centro, el Carmen, Teis, y la Travesía de Vigo. Algunas de las viviendas que habían sido ocupadas estaban en muy malas condiciones, pero otras mantenían en muy buen estado. Las expulsiones en si, no tienen una explicación específica, no obstante parece ir ligada al número de demandas contra okupas. En lo que va de año se han llevado a cabo 338 ejecuciones de desahucios, por norma general contra inquilinos morosos, y el resto contra hipotecados.

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad