Los okupas representan uno de los problemas de los que más se habla desde hace mucho tiempo, pero muchas personas continúan teniendo dudas acerca de lo que se considera o no como una ocupación inmobiliaria y la manera como se demuestra.

Los expertos en el sector inmobiliario se han encargado de explicar bien este tema, así como los pasos para solucionar este problema por la vía judicial o por el servicio de desokupa, que son los mecanismos legales para poder recuperar la vivienda invadida por okupas.

¿Qué se considera como una ocupación?

Como ocupación inmobiliaria se conoce al delito de usurpación, que no es lo mismo que el allanamiento de morada, de acuerdo con lo que establecen las leyes relacionadas con los okupas.

Allanamiento de morada

Este es el delito que se trata del acceso sin permiso a la vivienda de otra persona, hecho que debes denunciar rápidamente, en especial si se trata de la primera vivienda. En este sentido y de forma inmediata, las fuerzas de seguridad podrán desalojar a los intrusos.

En estos casos la pena de prisión equivale a seis meses o dos años, si no existe violencia. En caso contrario la pena es de uno a cuatro años. Esto también se aplica para las propiedades que son domicilio de persona jurídica, establecimientos comerciales, entre otros.

Cuando se trata de un allanamiento de morada no es tan complicado el desalojo porque es inmediato y en la mayoría de los casos no tienes que recurrir a un servicio de desokupa.

Ocupación inmobiliaria o delito de usurpación

Como ocupación inmobiliaria se conoce a la acción de ocupar una casa que no está en uso, algo que se considera delito de usurpación, el cual se efectúa en las viviendas que están abandonadas, que están a cargo de grandes fondos de inversión o entidades financieras que no les hacen el mantenimiento adecuado a estas propiedades.

En este caso, el proceso de desalojo no se realiza de manera inmediata, por lo que puede tardar algún tiempo, incluso años, por vía legal o por desokupa. En caso de que la ocupación se haya hecho sin violencia se pagan de tres a seis meses de multa; en el caso contrario la pena es equivalente a uno o dos años de prisión.

¿Cómo se demuestra la violencia en ocupación inmobiliaria?

Si existe o no violencia en un caso de ocupación inmobiliaria es algo difícil de demostrar porque como violencia se puede considerar al hecho de forzar la cerradura, pero para que esto se demuestre es necesario que haya testigos y si es posible evidencia de ello.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no existen estas pruebas, por lo que los okupas suelen afirmar que las puertas estaban abiertas cuando ellos entraron.

Esto hace que las penas de los okupas no pasen de multas o en nada, ya que la mayoría de ellos suelen ser personas insolventes. De hecho, suelen aprovechar el tiempo que tarda el proceso legal para permanecer en la vivienda de forma ilegal.

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad