El problema de los okupas en España sigue en aumento, por lo que no es extraño que te encuentres con esta situación, que no resulta nada sencilla cuando se trata de okupas que invaden un piso de tu edificio o comunidad, algo que solo el propietario del inmueble puede tratar por dos vías: desokupa o denuncia judicial.

Debido al auge que ha tenido esta situación y las implicaciones que conlleva una desokupa express o desokupación legal lo mejor es conocer cómo debes proceder si te encuentras con este panorama.

¿En qué momento deben tomarse las acciones?

Las acciones que puede emprender la comunidad para impulsar el proceso de desokupación legal deben iniciarse en caso de que los okupas provoquen algún daño, ruidos o desperfecto en las áreas comunes.

Ante esto, el presidente o representante legal de la comunidad debe hacer una denuncia en la guardia civil o la policía nacional, consignando las pruebas necesarias para que dichas instituciones inicien el procedimiento que corresponda al caso. También es importante que acuda con testigos que puedan confirmar la situación.

¿Cómo debe procederse si llegan okupas a un piso de tu edificio?

Una vez que los okupas invaden un piso, lo más adecuado es informar, lo antes posible, al propietario del inmueble (sea persona jurídica o natural) porque es el único que puede comenzar los trámites legales para el respectivo desalojo o contratar el servicio desokupa que desee.

En el caso de que los pisos sean de entidades públicas o financieras, los trámites suelen tardar mucho más que si se tratara de una propiedad privada y no pueden proceder con la desokupa express por parte de algunas de las empresas desokupa que prestan ese servicio.

A la hora de realizar la denuncia respectiva, una vez que los okupas provocan algún daño o molestia en la comunidad, es necesario seguir estas recomendaciones, indiferentemente si el propietario contrata desokupa o emprende otra acción legal.

El presidente tiene que conversar con los okupas, con el objetivo de exigirles el cese de las actividades que están prohibidas e incomodan a otros habitantes de la comunidad, haciendo una advertencia acerca de las acciones legales que se llevarán a cabo si continúan. También debe entregarse un documento que se hace a través de un medio oficial, como burofax para que quede constancia del hecho.

Después debe realizarse una Junta de Propietarios, en la que la mayoría simple legitima al presidente para que ejerza las acciones de índole judicial que sean necesarias contra los okupas, como representante de la comunidad.

Recabar todas las pruebas necesarias para proceder con la demanda, tomando fotografías, videos y demás elementos que permitan probar la veracidad de los hechos que se denuncian.

Consignar las pruebas, junto al documento de notificación y el acta de la Junta de Propietarios, en la institución en la que se realiza la respetiva denuncia. Después de la celebración de un juicio en el que se valora el nivel de gravedad de las acciones de los okupas y el perjuicio que esto produce en los vecinos, para proceder al desalojo del inmueble.

También existe la posibilidad de que el propietario contrate una de las empresas desokupa y lleve a cabo la desokupa en un tiempo mucho menor al que se llevaría el procedimiento emprendido por los vecinos de la comunidad. Sin embargo, siempre es recomendable hacer la denuncia, se contrate la desokupa o no.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad