Desokupa

OKUPACIÓN Y DEGRADACIÓN: UNA PELIGROSA PAREJA

OKUPACIÓN Y DEGRADACIÓN

Leemos casi todos los días en la prensa escrita que se producen continuos altercados relacionados con la okupación ilegal a lo largo y ancho de nuestra geografía. Y en los tiempos de situación extrema que estamos viviendo por la pandemia de coronavirus, el problema no ha ido a menos, sino a más. Hace unos días, sin ir más lejos, se produjo un incendio en una cafetería okupada ilegalmente que puso sobre aviso a la ciudadanía sobre los peligros de este tipo de okupaciones, esta vez en la población de Getxo, en la provincia de Vizcaya.

Pasaban unos minutos de las cuatro de la tarde del pasado 28 de abril, en Getxo (Vizcaya), cuando se producía un incendio a causa de la quema provocada de un colchón en el interior de la cafetería Usategi, en un edificio okupado ilegalmente desde el año 2015. Y no es la primera vez que esta okupación ilegal genera una gran indignación en el vecindario, y no es para menos. En esta ocasión, tuvo que intervenir una dotación de los bomberos, además de la presencia de la policía municipal y la autonómica, además de una ambulancia, con lo que estas acciones generan de gasto para el erario público.

Dos incendios sin detenidos

Se trata de un edificio de propiedad municipal, una razón más por la cual los vecinos no entienden cómo no se ha llevado a cabo una desokupación. Y es que el barrio se ha visto degradado a extremos intolerables para los ciudadanos de este municipio, que ven como sus calles se van convirtiendo poco a poco en un lugar poco seguro para ellos y sus familias. El edifico ha sido tapiado varias veces, pero los okupas se las ingenian para poder acceder a él una y otra vez. En esta ocasión, tras el incendio, los okupas se dieron a la fuga, por lo que ha sido imposible identificar a los responsables del incidente. Y no es la primera vez que se produce un incendio en el inmueble, pues el pasado mes de diciembre otro incendio provocado afectó la planta inferior del edificio, con el mismo resultado.

La okupación ilegal y la degradación de los vecindarios de nuestras ciudades y pueblos son una suma de resultado siempre negativo para la ciudadanía. Y como hemos visto, no siempre se produce la okupación ilegal en Madrid o Barcelona, grandes ciudades, sino también en poblaciones de tamaño medio o pequeño. Se trata de un problema de todos.

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies