Desde la asociación Amics del Passeig de Gràcia han pedido a los Mossos d’Esquadra reabrir la comisaría y empezar a reforzar con cámaras y agentes de seguridad privada por todo el paseo.

Por ello, queda a cargo Albert Batlle, como nuevo alcalde de seguridad y Lluís Sans, presidente de la APG, pide por favor que se realice correctamente todo el proceso, para evitar errores pasados, y en vez de hacer lo mismo, enfocarse en nuevas estrategias para fortalecer la seguridad de la forma más eficiente posible. Por lo que se han pedido medidas extremas con tal de evitar sustos y así pode recuperar poco a poco el espacio público.

Y es que sobretodo en los últimos meses, somos conscientes de que ha aumentado considerablemente la delincuencia por Barcelona, es por ello que se están tomando medidas preventivas cuanto antes, dado que muchos vecinos y visitantes están viéndose perjudicados, y esto está causando a la vez un impacto bastante negativo sobre la ciudad, del que se especula que deberá pasar un buen tiempo.

Por eso, APG y Barcelona Oberta reclaman un plan de choque que endurezca las penas por por multirreincidencia en caso de los hurtos por ejemplo.

Así que dadas las circunstancias, se ha planteado colocar cámaras de vigilancia y agentes privados en las vías públicas, y todo ello por supuesto, con la ayuda conjunta de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra.

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad