El Govern de la Generaltat ha aprobado hoy el decreto ley de medidas urgentes para mejorar el acceso a la vivienda. La norma obliga a los grandes propietarios,  aquellos que tengan más de 15 pisos, a ofrecer un alquiler social a las personas vulnerables antes de denunciarlas, entre otras importantes medidas. La ley también establece varias medidas para aumentar el número de pisos en alquiler y también para moderar los precios.

Buena parte de las medidas aprobadas este lunes en el Consell Executiu tratan de reducir y prevenir los desalojos judiciales. Entre ellas destaca el establecimiento de un alquiler social obligatorio de hasta siete años a las familias que están en situación de vulnerabilidad y lleven en la actualidad un mínimo de seis meses en un piso ocupado sin contrato. Además, el contrato de alquiler social pasa de tres años a siete.

La norma da más facilidades para construir alojamiento temporales en solares de equipamientos, como el bloque de contededores-vivienda que acaba de construir el Ayuntamiento de Barcelona en Ciutat Vella.

La norma también confirma el derecho de tanteo de los ayuntamientos  entidades sociales y Generalitat para adquirir viviendas para destinarlas a alquiler asequible. Se amplía el plazo para estas acciones hasta el año 2025. La medida es especialmente útil para acceder a pisos comercializados por bancos y fondos de inversión.

Otro de los aspectos importantes del nuevo decreto de la Generalitat, que será aprobado en un mes en el Parlament con el apoyo del PSC y els ‘comuns’, es el intento de frenar las subidas de alquiler con un índice oficial de referencia.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies