A raíz del artículo ¿Cuál es la ley de defensa personal en el hogar en España? En Desokupación Legal hemos decidido echar una mirada internacional de manera pragmática a las leyes de algunos de los países más punteros del mundo: Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

Estados Unidos

Con la proliferación de armas de fuego en Estados Unidos, es quizás el país más asociado a las controversias sobre la defensa personal en el hogar, a menudo denominada «standing your ground«. Pero, ¿cuál es la ley?

El sistema estadounidense se basa en el principio del derecho consuetudinario de lo que se conoce como la «doctrina del castillo». Ésta consagra el derecho a utilizar una fuerza razonable, incluida la fuerza letal, para defenderse de los intrusos en el hogar. La ley varía ligeramente en función de la legislatura estatal, ya que algunos emplean una cláusula de «deber de retirada» como táctica de desescalada, pero la «doctrina del castillo» sigue siendo una base fundamental para todos.

Al igual que en España, el derecho a la defensa personal legal en el hogar depende de varios criterios, que deben cumplirse todos:

  • El propietario o inquilino de la vivienda creía realmente que se enfrentaba a un ataque ilegal contra él o su propiedad.
  •  La fuerza utilizada era «necesaria para impedir o poner fin a la intromisión».
  • La creencia, aunque sea errónea, era «objetivamente razonable«.
  • El ataque se estaba produciendo en ese momento o era inminente.

defensa personal en el hogar

Reino Unido

Según el sitio web GOV.uk, la ley británica sobre la defensa personal en el hogar se basa en una interpretación poco precisa del uso de la «fuerza razonable» para protegerse si se produce un delito dentro de su casa.

Esto significa que puedes protegerte, incluso utilizando un objeto como arma, e impedir que un intruso se escape, por ejemplo, tirándolo al suelo.

Desde el punto de vista legal, no hay una definición concreta de lo que supone la «fuerza razonable». Todo es muy subjetivo y depende de las circunstancias de cada incidente. En contra de la creencia popular, no hay que esperar a ser atacado para defenderse en casa.

Sin embargo, te arriesgas a ser procesado si continúas el ataque cuando ya no estás en peligro -si el intruso estaba inconsciente, por ejemplo- o si le tiendes una trampa a alguien. 

Francia

El artículo 122-5 del Código Penal francés establece que «la persona que, ante un ataque injustificado contra sí misma o contra un tercero, comete simultáneamente un acto necesario para la legítima defensa, no incurre en responsabilidad penal, salvo que los medios empleados sean desproporcionados a la gravedad del ataque».

En Francia la defensa personal en el hogar solo es legal si se produce simultáneamente al ataque, proporcional a la fuerza empleada y la amenaza es injustificada.

Al igual que en el sistema español, el comportamiento del propietario de la vivienda debe ser proporcional a la amenaza. Por ejemplo, reaccionar a un abuso verbal disparando a alguien se consideraría desproporcionado y con riesgo de ser procesado.

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad