La desokupación legal es un servicio destinado a ofrecer ayuda y soporte a todas aquellas personas que han sufrido la inmersión de los okupas en su propiedad.

Debido a la lentitud de las actuaciones del sistema en materia de desahucio, la desokupación legal se ha convertido en una de las alternativas más demandadas por los propietarios que quieren solucionar con rapidez los perjuicios que les provocan los okupas.

Si estás sufriendo una de estas amenazas, no dudes en contactar con una empresa de desokupación legal. Puede que en pocas horas tu problema quede resuelto para siempre.

Cómo actúa una empresa de desokupación legal

Las empresas de desokupación legal utilizan varias estrategias para conseguir que los propietarios afectados por la acción de los okupas puedan recuperar sus viviendas en un tiempo récord.

Las leyes sobre desahucio son confusas, y en muchas ocasiones parecen favorecer los intereses de las personas que se apropian de un inmueble sin permiso. Además, en los últimos tiempos, se ha profesionalizado de alguna manera la okupación y resulta todavía más complicado liberar una vivienda.

La desokupación legal lucha contra la ilegalidad desde varios frentes. Por un lado ofrece asesoramiento continuo y gestión documental para que sus clientes no incurran en ninguna ilegalidad a la hora de resolver su problema.

Por otro, acomete algunas actuaciones que pueden dar solución al problema en cuestión de horas o de pocos días. A continuación, analizaremos alguna de ellas.

Control de acceso

El control de acceso es uno de los métodos más eficaces en la desokupación legal. Las personas que ocupan un inmueble suelen relajarse cuando intuyen que no existe ningún peligro de desahucio.

En ese momento comienzan a salir de la vivienda con más frecuencia. La empresa de desokupación contrata un guardia de seguridad que impide el acceso al inmueble a los okupas que hayan abandonado la casa.

Esto provoca que los okupas que permanecen en la vivienda puedan verse obligados a abandonar su ubicación ante la separación de sus compañeros o la falta de recursos, como comida o bebida.

Este servicio es muy efectivo en las viviendas que están ubicadas en ciudades, ya que solo cuentan con una puerta de entrada o salida.

Cerraduras de seguridad

Las cerraduras de seguridad son uno de los métodos más efectivos a la hora de prevenir la entrada de los okupas en un inmueble. No estamos hablando de las cerraduras de seguridad tradicionales, ya que con la profesionalización de los delincuentes y las herramientas adecuadas pueden manipularlas para acceder a la vivienda.

Las cerraduras de seguridad más eficaces son aquellas que no utilizan llaves. Es el caso de las cerraduras electrónicas. Instalando una cerradura electrónica en la puerta de acceso de una casa impides que los delincuentes puedan forzarla.

Al encontrarse con esta dificultad añadida, los okupas se verán obligados a desistir en su intento y avisarán a otros posibles delincuentes de que en esa vivienda está muy complicado el acceso.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad