El mercado de la vivienda ha cambiado mucho en los últimos tiempos y los precios han oscilado de forma importante. Una de las tendencias que se han intensificado ante la crisis ha sido la de comprar casas con okupas.

Te estarás preguntando qué significa comprar casas con okupas. Se trata de que algunos bancos están empezando a gestionar un parque inmobiliario entre los que hay viviendas que son fruto del impago. En estos casos, puede ocurrir que los inquilinos de la vivienda hayan sido desahuciados y no hayan abandonado aún al inmueble.

En otros casos también puede darse la situación de que casas con okupas se pongan a la venta. Si hay una ocupación ilegal puedes adquirir la propiedad del inmueble, pero no podrás acceder al mismo hasta que no sea desocupado.

El movimiento desokupa juega un papel importante en esta parte, porque gracias a empresas desokupa puedes hacer que la ocupación ilegal dure menos tiempo.

Cómo hacer tras la compra de una casa con okupas

Uno de los principales motivos por los que puedes comprar una casa con okupas es porque los precios de estas viviendas habitualmente son mucho más bajos que los precios de mercado normal.

Si has adquirido una casa con esta circunstancia debes tener en cuenta que el proceso desokupa puede ser a veces lento y tardar bastante tiempo. Por tanto, antes de proceder a la compra del inmueble, tienes que informarte adecuadamente de cuales son las características del inmueble. Es importante que preguntes por las cargas que tiene la vivienda y por la información del inquilino. Puedes consultar ficheros de morosos para ver esta información.

Te recomendamos que contactos con algún gabinete de abogados que esté especializado en okupas y en empresas desokupa, ya que te va a hacer falta asesoramiento para poder tomar decisiones adecuadas.

Este tipo de contratos de compraventa debe incluir una serie de cláusulas para salvaguardar los intereses del comprador. Uno de los aspectos que suelen plantearse es sobre quien se hace cargo de los desperfectos del inmueble en caso de que haya sufrido desperfectos.

Cuando el precio es muy reducido es posible que el mismo contrato establezca que si al entrar en la vivienda hay muchos desperfectos será el comprador quien se haga cargo de abonar esas reparaciones.

La compra de casas okupadas puede llegar a ser un arma de doble filo porque pagas un precio mucho más bajo que el precio de mercado, pero a cambio puede que tengas que afrontar gastos imprevistos. En casos de ocupación ilegal seguramente la vivienda tenga una cerradura forzada y no puedas ni acceder. En estos casos es mejor que optes por buscar apoyo en empresas desokupa para poder acceder a la vivienda, ya que estas empresas ofrecen vigilancia 24 horas.

En muchos casos estas viviendas suelen ser una buena oportunidad para inversores que pueden permitirse el tiempo suficiente para esperar a que la vivienda se quede desokupada.

Si estás pensando en comprar una vivienda ocupada debes tener en cuenta todos estos aspectos para tomar la mejor decisión.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad