En los últimos años hemos visto como esta práctica ha aumentado considerablemente, ya no es un “riesgo marginal” como podría pensarse hace unos años, sino que el riesgo de perder durante mucho tiempo una vivienda es algo que le ha ocurrido a mucha gente.

Por esa problemática han nacido empresas de desokupa, que se encargan de asesorar y de ayudar a personas que se encuentran en la situación de tener ocupada una propiedad.

Debido al riesgo de entrada de okupas en cualquier domicilio, desde las empresas de Desokupa nos dan recomendaciones para evitar estas entradas de ocupas, ya que luego resulta una odisea conseguir que salgan.

Teniendo en cuenta como está la ley ahora mismo, si pasados 48 horas no se han ido vamos a tener más difícil hacer una desokupación legal, como lo llaman en las empresas de desokupa.

El problema es grave si los okupas consiguen pasar ese tiempo de 48 horas y logran cambiar la cerradura.

En ese sentido, nosotros ni podríamos forzar (sería un delito por nuestra parte) ni hacer mucho más que seguir unos cauces legales que se pueden convertir en bastantes meses, con lo que puede conllevar de daños materiales y económicos.

Así las cosas, las empresas de desokupa nos plantea que el mejor remedio siempre es evitar el riesgo en todo lo posible, para no tener que llegar a un proceso de desokupación legal.

Medidas “antiokupas”

Entre las medidas que proponen empresas de desokupa, las más conocidas y mejor valoradas son las alarmas.

En estos casos se da una señal a la policía y así la rapidez de reacción es mucho mayor, con lo que podemos ganar mucho tiempo (muy valioso para no tener que acudir a un largo proceso legal de desokupación).

Las puertas blindadas son otra buena solución, en el caso de algunas puertas del mercado, son casi imposibles de abrir mediante la fuerza, lo que va a hacer desistir al posible okupa que quiera meterse en tu casa.

No obstante, cierto es que estas soluciones conllevan un gasto de dinero que no siempre se tiene al alcance.

Otra buena idea es alquilar la casa mientras estamos fuera, es una idea que no convence a todo el mundo, pero que sin duda evita la entrada de okupas en un domicilio si vamos a estar fuera durante una temporada más o menos larga (unos meses).

De esa forma, mientras nos “cuidan” la casa, también estamos sacando un rendimiento monetario, lo que siempre es positivo.

Una última idea es “aparentar” en la vivienda, hacer que hay gente en esos momentos, huir de las persianas constantemente bajadas.

Puedes pedir a un vecino de confianza que se encargue mientras estás fuera, lo importante es que haya “movimiento” y se perciba el mismo en la casa, lo que desincentivará a los posibles okupas de entrar en la casa.

Recuerda que siempre va a ser mejor buscar este tipo de soluciones antes que enfrentarse a juicios, que normalmente son procesos largos donde muchas veces te vas a encontrar con trabas para poder recuperar tu casa.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad