Desokupa

Como evitar que ocupen tu casa

Dado que depende, de la fecha del año en la que estemos, especialmente en vacaciones, suelen ocuparse con mayor facilidad y frecuencia las viviendas de muchos inquilinos, dejamos una serie de medidas para evitar o minimizar al máximo posible que dichos sucesos sucedan.

La primera solución que vemos muy viable, sería alquilar nuestra vivienda.

Ya que como es lógico, el simple hecho de tener una vivienda vacía genera muchos gastos innecesarios, es el momento perfecto para que los okupas entren como si nada y se adueñen de ella. Por lo tanto es un método muy efectivo, en el que además podemos salir un tanto beneficiados, debido al alquiler de la misma.

Otra alternativa distinta, sería más bien lo contrario, hacerles creyendo que está habitada cuando tan solo sería una farsa, y para esta medida, tan solo bastaría realizar una serie de rutinas, como salir a mirar el buzón, encender puntualmente  las luces del jardín o cualquier otro método similar, en caso de que lógicamente no todos dispongan de jardín. Ya que se puede aplicar el mismo modus operandi en cualquier caso, y de esta manera estaríamos creando una especie de señuelo y generando una falsa confianza a nuestros «amiguitos» los okupas, pillándolos de pleno en cualquier momento. Y cabe decir que quizá no sea el método más seguro o eficaz, pero desde luego pensamos que resulta bastante ingenioso para ahuyentar al menos de forma temporal a cualquier ocupa.

Prosiguiendo, otra de las medidas extras, sería comprobar bien si hay alguna marca en la puerta, ya que suelen dejar unas marcas concretas en las puertas principales, de modo que si halláis alguna, la borráis de inmediato. Por otra parte, una alternativa más segura todavía es la de instalar cámaras de seguridad para disuadirlos, o bien instalar una buena alarma. Y como no, también como recurso extremo, dispondríamos de unas puertas especiales, con unos curiosos mecanismos re utilizables, en los mercados, que tiene un precio muy variado y nos garantizarían una buena seguridad.

Y por último pero no menos importante, es un pequeño detalle, el mero hecho de tener clara la situación y zona en la que se vive, y la relación con nuestros vecinos, de modo que si escucharan puntualmente algún ruido extraño o algo similar, podrían llamar con total confianza a la policía si resultase algo necesario finalmente.

Dicho esto, aquí tendrías los principales consejos, que pueden llegar a seros muy útiles en cualquiera de los casos planteados.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies