El problema del incremento de los okupas en España se ha vuelto de una gravedad importante para el país, vulnerando la integridad de los ciudadanos que se ven afectados por las invasiones ilegales de estas personas que se atrincheran en los pisos y chalés apenas se nota la ausencia de los dueños.

Aun cuando el primer impulso que invada sea el de entrar a la propia vivienda para tratar de echar a los okupas de allí, ya sea con amenazas, intento de fuerza bruta, etc. La verdad es que no se puede hacer ninguna acción de tu parte para lograr echar a los okupas del piso, dado a que ellos pueden denunciar cualquier acción que hagas a las autoridades pertinentes resultando en un inconveniente mayor de lo necesario.

Dado al tiempo que este problema ha estado presente en España se han diseñado múltiples formas de lograr echar a los okupas de la vivienda invadida, sin necesidad de recurrir a amenazas verbales o agresiones físicas para hacerlos desalojar el domicilio. Dependiendo de la condición y tiempo de la okupación van a variar las herramientas para lograr desalojar a estos invasores de nuestra vivienda o edificación.

¿Qué puedes hacer para echar un okupa de tu vivienda?

Apenas se note la presencia de okupas en el piso se debe actuar con extrema rapidez para poder echar a los okupas y recuperar la vivienda. Una vez los okupas hayan allanado el piso tienen que transcurrir 48 horas con ellos dentro para que obtengan el derecho inviolable sobre el inmueble.

Con el pasar de los años los okupas han ido ganando conocimientos y diseñado estrategias para lograr pasar por encima de la ley o en su defecto, retrasar los desahucios el mayor tiempo posible para mantenerse en el piso. Para contrarrestar sus acciones para no irse de la vivienda, mucha gente experimentada ha diseñado una serie de pasos para lograr echar a esos okupas.

Denunciar lo antes posible

No se requiere de la acción de un abogado o aportar documentación importante para acudir a las autoridades en el momento que se está realizando una okupación en un piso, teniendo un plazo de acción de 48 horas para lograr el desalojo. Dentro de este margen de tiempo se debe acudir a la policía para que procedan con el desalojo inmediato sin necesidad de una orden judicial, teniendo toda la autoridad en sus manos de echar a los okupas.

Siempre y cuando las autoridades logren entrar a la vivienda podrán expulsar a los invasores. Los okupas conocen este curso de acción y harán lo posible para bloquear el acceso de los oficiales hasta que se cumplan las 48 horas.

Si no se toma a tiempo esta acción solo se podrá actuar por los canales penales para solicitar una orden de desahucio y esperar la orden del juez para desalojar la vivienda y devolverla al propietario original.

Denunciar en un juzgado

Si se fracasa en echar a los okupas del piso antes de pasar las 48 horas reglamentarias, ellos podrán realizar un cambio de cerradura significando un dolor de cabeza más grande que antes. En esta etapa de la okupación se necesita acudir a la ayuda legal de un abogado que te orientará en las medidas legales a tomar, empezando una batalla legal que puede durar varios meses, causando un gran desgaste tanto económico como personal.

Se deberá proceder a solicitar una orden de desahucio a un juez para que proceda a estudiar el caso, establecer una fecha para un juicio en donde se van a presentar las pruebas de la titularidad de la propiedad. Una vez el juez acumule y estudie las pruebas pertinentes, procederá a realizar el fallo a favor o en contra del propietario.

Identifica a los okupas

Cuando se realice la denuncia el juez que llevará el caso solicitará que los usurpadores y los propietarios se presenten para hacer declaración. Por desgracia muchos okupas escaquean y no solo no se presentan en el juzgado sino que se niegan sobremanera a identificarse. Sin identificación no se puede avanzar el proceso legal para un desahucio.

En este caso el propietario y los policías deben hacer lo mejor posible para hacer que los okupas se identifiquen o identificarlos de alguna manera. La mejor oportunidad para lograrlo es esperar a que alguno de ellos salga a la calle donde la policía puede obligarlos a identificarse dado que en la vivienda no están obligados a identificarse ante nadie.

Puedes recurrir a la vía civil

Los canales judiciales recurrentes favorecen siempre al propietario o titular de un domicilio, reconociendo su derecho como los dueños del lugar pero en el caso de los okupas la ley defiende los derechos humanos y condena cualquier tipo de coacción para lograr un desalojo. Acudir a los mecanismos judiciales a través del código penal resulta en un proceso lento para lograr el desahucio, llegando a durar más de un año para que el juez emita una orden de desalojo.

En el año 2018 se realizó una modificación de la Ley Civil para dar pie a la creación de la Ley de Desahucio Express que convierte el delito de okupación de ser un acto de tipo penal a un tipo de delito civil, el cual puede ser tipificado y procesado en un tiempo muchísimo menor al de la vía convencional penal.

El proceso inicia con el propietario interponiendo una demanda para desalojar la vivienda ocupada de inmediato, luego un juez que dirija el caso va a exigir a los okupas una prueba que de fe de que su presencia en el piso o chalé se encuentra justificado ya sea en calidad de arrendador, visitante autorizado o en su defecto título de propiedad. Los demandados cuentan con 5 días hábiles para presentar las pruebas solicitadas por el juez.

Es de suma importancia el hacer énfasis en la inmediatez de la devolución de la vivienda en la demanda realizada por el propietario, porque si no es especifica este tiempo de acción el juez del caso luego de solicitar las pruebas a los demandados puede optar por retrasar el fallo y posterior proceso de desalojo por mucho tiempo, incluso meses.

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies