En Cataluña se aprobó una nueva normativa para hacer frente al creciente número de viviendas desocupadas. Así es el alquiler social, una medida que limita mucho los derechos de propiedad. Ahora, los okupas que invaden propiedad ajena, tienen su derecho a permanecer en el lugar si pagan un alquiler social.

El gobierno catalán ha respondido a las okupaciones promulgando una disposición que permite alquileres sociales para los ocupantes ilegales que han vivido allí durante más de seis meses.

Cuando una casa está deshabitada, es probable que varios okupas  usurpen la vivienda. Las apropiaciones de viviendas son tan frecuentes que si un propietario desea recuperar una vivienda, se debe presentar una demanda de desalojo, lo que implica una gran cantidad de trámites.

Una vez que se anuncia el desalojo, el invasor debe desocupar el inmueble ajeno, y lo mismo puede ocurrir si el inquilino no paga la renta pero continúa viviendo en la propiedad. 

Ante la falta de rapidez de la justicia, estos trámites son resueltos con mayor eficiencia mediante el ‘desahucio express’ , servicio que ofrecemos en Desokupación Legal.

¿Cómo funciona este tipo de alquiler?

Funciona como cualquier otro método de alquiler, con una gran diferencia: el dueño no alquila su casa y el inquilino ilegal no le dice al propietario que quiere vivir en la casa. Los ocupantes ilegales usurpan viviendas, lo que fue ilegal durante mucho tiempo y, en cierta medida, esta nueva regla lo legalizó.

Si posee más de 15 propiedades, el propietario está obligado a alquilar el domicilio a los okupas por 5 años. El plazo de asignación puede ampliarse a 7 años para empresas y a 12 años para bancos o fondos de inversión.

La Agencia Catalana de la Vivienda, responsable de la nueva normativa aprobada por el parlamento, hará cumplir el contrato de arrendamiento y pagará la renta social de los okupas.

Aunque los propietarios y empresas deben cumplir con esta nueva regla, existen excepciones.

¿Los propietarios pueden evitar okupas con alquiler social?

Aunque, existe obligatoriedad en lo que respecta a las empresas y propietarios para respetar el alquiler social para okupas, estos podrán exigir al gobierno de Cataluña que responda por el pago del alquiler social. No obstante, la complejidad aumenta cuando una residencia no se ha utilizado por más de dos años.Evitar okupación legal Cataluña

En Cataluña, las empresas o propietarios que dispongan de viviendas a su nombre, deben darles usabilidad. Si no se observa dicha usabilidad por un período de dos años, el propietario puede recibir la notificación de que su domicilio ya no le pertenece, ya que es una obligación habitarlo o disponer de él.

Con esta nueva orden, los dueños de viviendas se ven vulnerables y sin posibilidades de obtener ganancias o, incluso puede ocurrir que sus propiedades sean expropiadas por falta de uso mencionado anteriormente.

Una disposición que rompe con la libertad de los dueños y que limita su derecho a la propiedad. Siendo los propietarios siempre los más perjudicados ante la ley.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad