Desokupa

Controles de acceso en vivienda ocupada

control de acceso

Con mucha frecuencia nos encontramos con las quejas de los propietarios de inmuebles, y sin duda, una de las quejas estrella es que la justicia funciona, pero que va demasiado lenta para lo que nosotros necesitamos. Esto ocurre en todo tipo de procesos judiciales y litigios, sea cual sea, y no solamente en lo que se refiere a juicios por desahucio o similares. Afortunadamente, hay alternativas y métodos que puedes utilizar para intentar que los habitantes ilegales, los okupas, no se metan en tu casa y te causen perjuicios y destrozos en ella. Estamos hablando del control de acceso.

Seguro que has oído hablar del control de acceso, incluso los has visto en las películas, donde aparecen controles de este tipo imposibles y de lo más avanzado, aunque seguro que has visto alguno de estos dispositivos en cualquier edificio, son muy efectivos, aunque no tan espectaculares como los de la gran pantalla. No obstante, el control de acceso es, con mucha diferencia, una de las soluciones más efectivas y eficaces para conseguir que la persona que habita tu casa ilegalmente se marche rápido, lo que te permite de una manera sencilla volver a tu local o a tu casa o piso rápidamente.

Un sistema de control es, básicamente, contratar a un vigilante de seguridad que no deja volver a entrar a la casa o al piso a quienes, habiendo ocupado la vivienda de forma completamente ilegal, impide que, al salir de casa, vuelvan a entrar, con lo que los daños pueden quedar fuertemente minimizados al no disponer de tanto tiempo para estar en tu casa viviendo por la cara. A lo mejor puedes pensar lo típico que piensa mucha gente: “¿y si no salen?” Tendrán que salir a comprar o a hacer sus cosas en algún momento, y ese es el momento perfecto para jugar nosotros nuestras cartas y hacer que el vigilante de seguridad les impida entrar de nuevo.

Se trata de una solución perfecta, pues de una forma rápida y efectiva nos permite tomar de nuevo el control de nuestro piso, casa o local. Más sencillo, creemos, imposible.
En las ciudades que son grandes y están altamente pobladas disponer de un control de seguridad como el que estamos hablando es muy recomendable, pues los pisos son, digamos, la vivienda principal, y en este tipo de vivienda solamente hay una puerta de acceso al piso. De esta forma es más fácil controlar quién accede al domicilio, ya que, si dispusiera de dos puertas, como es posible en el caso de las casas o chalés, la cuestión se antoja algo más difícil, pero no imposible.

Pero también hay otros tipos de control de acceso. Los principales tipos son los que necesitan la presencia humana para ser operados, como el que ya hemos mencionado del vigilante de seguridad, que, por otro lado, es altamente recomendable por su eficacia, y, por otro lado, los sistemas de control de acceso electrónicos, que son muy fiables y pueden presentar muchos usos diferentes.

El método primero, en el que intervienen las personas humanas es legal completamente. Aunque es muy eficaz en determinadas ocasiones, su eficacia está condicionada a que las personas que han ocupado tu inmueble de forma ilegal atiendan a razones y estén abiertos a intentar negociar. De todas formas, sabes perfectamente que, si pones un guardia de seguridad en la puerta, echarás a los ocupas de una forma rápida, pues, en poco tiempo se quedarán sin suministros y tendrán que salir a la calle a comprar o a hacer lo que sea. Es un método inspirado en las tropas romanas, y es muy pero que muy efectivo.

En cuanto a los dispositivos de control de acceso electrónicos tienen un alto grado de eficacia, los puedes a encontrar a un buen precio, pero, no está muy claro que su uso sea legal. Es como si cambiaras la cerradura de la puerta, y ya sabemos que eso no está permitido en España.

Existen muchos elementos y dispositivos que, al menos, nos dejan ponerlo más complicado no solamente a okupas, sino también a ladrones que quieren entrar en casa a robar. Uno de estos sistemas son las cerraduras sin llave, que impiden que se pueda forzar la puerta de forma sencilla al tratare de una cerradura electrónica.
Su principal baza es que es imposible forzarla y es, por lo tanto, muy seguro. Y es que toda seguridad es poca para los okupas, que son verdaderos expertos en forzar cerraduras tradicionales.

Existen también dispositivos que identifican mediante patrones las características del cuerpo de una persona, de modo que solamente esa persona puede acceder a la casa. Así está restringida la entrada a cualquier otra persona a la vivienda. Se trata de los sistemas de control biométrico.

Pero hay más sistemas de seguridad y control de acceso, aunque no se llamen como tal. Otra forma de proteger tu casa es blindar la puerta para que la puerta sea maciza y al intentar derribarla se haga tantísimo ruido que podamos tener tiempo de actuar y llamar a las Fuerzas de Seguridad.

Ya lo has visto. Existen muchísimas formas de hacer tu casa más segura y de que sea mucho más complicado para no solamente okupas entrar en ella y ocuparla, sino también para que tu casa esté totalmente protegida de ladrones y de cacos que te puedan dar una sorpresa desagradable al llegar y verla desvalijada.
Como decíamos antes, un buen control de seguridad te evita muchos problemas, y además, te puedes hacer con uno de ellos, ya sea el dispositivo electrónico, una puerta blindada o los servicios de vigilante de seguridad a un muy buen precio, con lo que te asegurarás de que tu casa, piso o local va a estar bien protegida frente a personas no deseadas.

Una ventaja del control de acceso es que lo puedes seguir usando después del desalojo de tu casa, con lo que la seguridad para ti continuará tras expulsar de una forma efectiva a las personas que han estado viviendo allí de forma ilegal.

siguenos en facebook siguenos en google+ siguenos en twitter siguenos en youtube

Controles de acceso en vivienda ocupada
5 (100%) 23 votes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies